jueves, 23 de noviembre de 2017

LOS AMANTES DEL ALMA - RECONOCIMIENTO

D I Á L O G O S

LOS AMANTES DEL ALMA
R E C O N O C I M I E N T O


Marc y Clara conversan por primera vez en cuatro años, después de un largo proceso en el cual ella ha vivido al margen de él, mientras él ha estado experimentando una relación con otra persona, ajeno a ella, sin saber que ella sufría a causa de su indiferencia. Ella le había reconocido como su alma gemela, él en cambio apenas reparaba en su existencia, tan sólo la tomaba en cuenta de vez en cuando, ni siquiera como una amiga, sino como una persona más que aparece en su camino, una mujer casi anónima que aparentemente jamás tocó su alma, ni su corazón.
Ella le ha pedido que se marche, ha bloqueado cualquier acceso que pueda unirles, comunicarles, tanto en redes sociales como por vía telefónica y le ha escrito una carta para despedirse. La única vía por la cual Marc puede tener contacto con ella es el correo electrónico, así que le ha pedido a Clara que se vean para hablar, es una oportunidad, la última que ella la ha brindado para poder aclarar lo que sucede. Jamás hubiera pensado que sucedería lo que iba a ocurrir.

(Mar y Clara sse han saludado ya, están tomando un té en una cafetería casi vacía, ella le ha reiterado su intención de apartarse definitivamente de su vida, él por fin le dice lo que siente)

  • MARC - No, no me dejes, cometí un error, tal vez imperdonable, mas te lo ruego, yo te recuerdo, no destruyas todo lo que creamos, no me rechaces.
  • CLARA - La herida que siento en mi alma no puede sanarse solo con tu arrepentimiento, ni con tus palabras, pues el dolor que llevo dentro es demasiado profundo, demasiado grande.
  • MARC - Recuerda lo que nos ha unido, recuerda quiénes somos, cuánto amor nos prometimos, no hay fuerza en este mundo que pueda someternos, separarnos, abatirnos.
  • CLARA - Las promesas se las lleva el viento.
  • MARC - Tú sabes que las llevamos grabadas en nuestro pecho, porque no fueron forjadas en este lugar, ni este tiempo.
  • CLARA - Tú traicionaste nuestro pacto, tú te alejaste y permitiste que muriera la llama de luz que ardía en nuestros universos, tú me negaste, tú olvidaste la misión sagrada de nuestro destino.
  • MARC - Mi querida alma gemela, cuando el corazón sabe y la mente niega, los miedos marcan caminos opuestos a los que realmente escogimos. Sí, es verdad, no supe verte, no pude reconocerte, me embarqué en amores que me llevaron a finales sombríos, amé con mi carne, con mis delirios, amé intensamente, con pasiones que me convirtieron en un hombre esquivo, reacio a sentir más allá de los sentidos, entregado a los designios de mi mente, olvidando que el amor no tiene nada que ver con lo que el cuerpo siente, sino con lo que desde el alma, más intensamente, de una forma sutil, lentamente emerge.
  • CLARA - Tu indiferencia prolongada, tu ausencia, tu desdén, abrieron un abismo entre los dos, ya no sé si te amo, o si te odio, ya no sé si deseo que seas quien eres, ya no sé si mi alma gemela es la pareja que anhelo en este plano verdaderamente, yo no creo en cuentos de hadas, y ahora tampoco en amores del alma, porque tu desamor borró mi alegría, aunque todavía me dueles cuando te añoro desesperada.
  • MARC - Estoy aquí, contigo, para siempre.
  • CLARA - Vete.
  • MARC - No puedo irme sin antes pedirte que lo intentes.
  • CLARA - Y si lo hago, desde este vacío que siento, ¿cómo crees que voy a poder amarte?
  • MARC - Sólo abre tu corazón para que pueda sanarse.

  • CLARA - Pero no me amabas, ¿por qué de repente ahora dices amarme?
  • MARC - Porque buceé en mi ser, en mi verdad, y descubrí que mi alma te amaba antes de saber que eras tú quien realmente brotaba como una rosa en mi ingenuo despertar incipiente.
  • CLARA - No puedo creerte, esto no puede ser cierto, no puedo volver a caer y a sufrir de nuevo, no quiero dañarme más. Tú la escojiste a ella y con ella tendrías que caminar, ¿cómo sé que no me mientes?.
  • MARC - No te engaño, siénteme, no lo puedes desdeñar. Eso fue un error, ahora sé quién soy y no volveré a fallarnos más, te he visto en mis sueños, en mi alma, más allá de la imagen física que ahora muestras en esta realidad.
  • CLARA - Me siento confusa, no comprendo por qué cuando ya dejé de creer apareces para desmontar mi tranquilidad.
  • MARC - Sólo dame la mano y escucha. Estaré aquí, cerca de tus latidos, desde los míos, y en cualquier momento en que tú lo decidas, sentiré que me llamas, y vendré para abrazarte y no soltarte jamás.
  • CLARA - Aún no estoy preparada para trascender, ni para confiar. Tendrás que esperar por mí, ser paciente, para que yo consiga regresar a mi centro y reconocer de nuevo mi esencia, soy consciente de que la pena me ha empujado hacia un espacio en el que tú ahora ya no podrías entrar.
  • MARC - Tú lo hiciste por mí, ahora yo aguardaré a que tú me puedas aceptar, porque yo ya estoy listo para amarte, sin excusas, con mi ser completo para unirnos en la Tierra, con el alma, con la mente, con el cuerpo, con el espíritu y con nuestra Verdad.
Arael Elama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario